Game Of Thrones

El Ascenso de los dragones

Pocas semanas después de la desaparición de Lord Velaryon llegaron a la costa los restos de su barco: el Orgullo de Marcaderiva. Stannis tenía muy claro que había sido Renly quien lo había atacado, pues ya hacía muchos meses que se habían destruido los últimos piratas de la zona. Convocó una reunión para tratar con el resto de nobles el ataque inminente a Tierras de las Tormentas pues esto era motivo más que suficiente para reclamar la justicia, en esta reunión hubo momentos tensos entre Lord Celtigar (ahora también regente de la casa Velaryon) y Lord Nightwynd. Melisandre quiso hablar con ellos para convencerles que el ataque ahora es una mala idea. El Rey Robert se posicionaría a favor de su hermano pequeño ya que no había pruebas concluyentes sobre la participación de Renly en todo eso. Atacar ahora sería una desgracia para todas las casas que participaran.

Fueron a hablar en privado con Stannis, este no escuchaba ningún motivo y dio un mes para que buscaran pruebas, el mes de preparaciones para la guerra. Varios planes pasaron por la mente de los tres nobles: desde matar a Stannis a aliarse con Renly, pero al final sacaron un plan que si saliera bien mejoraría su posición en la isla. Un plan que de ser conocido les haría caer en un deshonor más absoluto. Lo peor es que este plan fue ideado por Lord Geghard Nightwynd, el cual ya se sentía sucio por el asesinato de Lord Velaryon, pero reconoció que la situación era de vida o muerte, así que la compartió con sus dos primos.

Así que se pusieron manos a la obra, como ya tenían espías en la isla de la casa Celtigar no les costó robar el sello y unos cuantos documentos, que pudieron ser fácilmente falseados para incriminar a Lord Celtigar en la muerte de Lord Velaryon. El siguiente paso fue mandar a unos cuantos leales a infiltrarse entre los piratas de las ciudades libres y allí esconder la espada Orgullo y los documentos. Finalmente convencieron a Lord Stannis que habían encontrado pruebas de que habían sido los piratas y organizaron un ataque contra éstos. Dejaron al capitán con vida y Stannis quedó totalmente sorprendido por el contenido de los documentos, pues Lord Celtigar era un hombre de su confianza. Aprovecharon esta soledad para en el viaje de vuelta ganarse su confianza, sobretodo Lord Blackburn.

De vuelta se aprisionó a Lord Celtigar y se hicieron los preparativos para un juicio secreto, Stannis no quería que su imagen se viera afectada. Mientras aprovecharon para convencer a los dos nobles que quedaban: Lady Mary Mertyns (la cual convencieron para que se casara con Lord Farring, el cual dejaría de ser vasallo de Lord Blackburn) y Lord Warmyngsun fue capaz de convencer a ciertas casas para que renunciaran a algunos territorios en favor de la casa Connington.

Durante el juicio el mismo Lord Warmyngsun hizo de acusación dando la culpa del asesinato a Lord Celtigar. Aún y así Stannis no terminaba de estar seguro, el capitán pirata negaba cualquier participación o conocimiento y tampoco tenía sentido que hubiera sido Lord Celtigar. También le hizo sospechar la actitud de los tres primos… al no decidirse Melisandre dijo que quería hablar a solas con Lord Warmyngsun. Le dijo que era un buen soldado de R’hllor y que ella quería saber la verdad, Eryon dudó pero finalmente le contó la verdad pues confiaba en ella.

Melisandre volvió a la reunión y después de mirar las llamas dictaminó que las llamas llamaban a Lord Celtigar y al pirata. Stannis, sorprendido, accedió. También dictaminó que la casa Celtigar pasaría a ser vasalla de la casa Velaryon y que tendrían que hacer un gran pago en compensación. Eso agradó a los tres primos, pues ahora mismo la casa Velaryon estaba dirigida por Monterys Velaryon, un niño de un año, así que de regente estaba Corenna Celtigar, una mujer destrozada al descubrir que su hermano mató a su marido.

Todo esto hacía que la casa Redriver optara por la propuesta de matrimonio de Lord Lugus y que Stannis aceptara el retorno de la casa Richwater, aparte del matrimonio de la casa Mertyns con la casa Farring. Teniendo en cuenta que la nueva mano derecha de Stannis era Lord Blackburn, los tres primos tenían casi un control absoluto de Rocadragón, solo tenían que pensar cómo controlar la ya debilitada, pero poderosa, casa Velaryon.

De Lord Farring llegaron otras notícias: las últimas tres casas añadidas a favor de Stannis se habían reunido y compartido información, de los trozos que disponían habían compuesto un plan para Stannis. Lord Bryce Caron tenía una amante y conocían quién era y cuándo la iba a ver. Lord Bryce Caron no tenía hijos y dos primos suyos disputaban el puesto: uno muy cercano a Renly y otro cercano a Stannis.

Lord Nightwynd, totalmente asqueado de si mismo por el asesinato de Lord Velaryon y la falsa acusación de Lord Celtigar, insistó ante Stannis que asesinar a otro noble no era honorable y que iba en contra de lo que creían. Por otro lado Lord Warmyngsun y Lord Blackburn creían que asesinar a Lord Caron para que pareciera un accidente abriría un debate de la sucesión de la casa Caron, dándo una excusa para Stannis ir a Tierras de las Tormentas y apoyar a su amigo, siendo una buena excusa para iniciar su reclamación de Bastión de Tormentas. Finalmente este argumento se impuso y lo aceptó Stannis, aunque a regañadientes.

Llegaron noticias de Desembarco del Rey, el Rey Robert Baratheon se había puesto gravemente enfermo, su Mano del Rey, Jon Arryn, dirigiría los Siete Reinos en su nombre (algo que ya llevaba haciendo desde hacía mucho tiempo). Esto se ajustaba a la predicción de caos y desgobierno que había hecho melisandre a los tres primos.

Finalmente Lord Blackburn y Lord Nightwynd fueron a ver a Melisandre. Hasta ese momento la habían tratado como una extranjera charlatana pero poco a poco habían visto la sabiduría en sus palabras. Ahora iban a dar una oportunidad a R’hllor pues había mostrado su poder, jurándole fidelidad…

Solo faltaba el momento oportuno predicho por Melisandre para iniciar el plan de Stannis: hacer desaparecer a Lord Bryce Caron, apoyar a uno de los dos herederos y forzar la guerra para la destitución de Renly. Quién se quedaría gobernando Rocadragón? La casa Blackburn cada vez tenía más puntos…

View
La caída del Señor de Marcaderiva

Lord Warmyngsun y Lord Blackburn veían como una prioridad el parar los pies a Lord Velaryon, ya se habían enemistado con él y si éste ascendía de poder su venganza sería terrible, pero el hecho de que Lord Nightwynd se mantuviera aparte hacía el asunto más difícil.

La solución la encontraron cuando indagaron sobre el misterioso primo de Velaryon, al cual quería casar con Lady Redriver: ser Gyles Lannister de Lannisport. Pese a que su apellido estaba muy lejanamente emparentado con Lord Tywin, esperaban que el detalle jugase en su favor.

Junto con Lord Antwort fueron a ver a Geghard y muy habilidosamente le sacaron el tema del primo Lannister de Velaryon y el hecho de que gobernaría una poderosa casa de la isla. Esto hizo enfurecer a Geghard y en contra los consejos de su maestre se implicó en el asesinato del Señor de Marcaderiva. El ataque se haría cuando Lord Velaryon fuera a ver a Lady Mary Mertyns para convencerla de casarse con el hijo de él.

El plan era el siguiente: esperarían en la isla de Lord Islington y cuando el Orgullo de Marcaderiva saliera del puerto le seguirían y por la noche haciendo uso de los piratas de Lord Nightwynd asaltarían el barco y lo matarían. Parte del plan implicaba infiltrar a un espía en el barco insignia de Lord Velaryon, para eso estaría el espía de Lord Blackburn ayudado por el ya veterano espía de Lord Warmyngsun. Pero algo falló y pese los preparativos que se hicieron el espía fue capturado, si llegaba a hablar sería el fin de las tres casas primas. Por suerte el espía de Warmyngsun consiguió matar al espía antes de que hablara.

Sin la ayuda del espía en el barco tendrían más difícil seguirle la pista y asaltarlo, pero el Almirante Edwyn Blackbun, tío de Lord Blackburn y casi un padre para Geghard, supo dirigir por la noche los barcos de los primos sin ser descubiertos. Por segunda vez la misión casi era un fracaso y únicamente la situación era salvada por la genialidad de los secuaces.

Así fue que en plena noche los piratas de Lord Nightwynd subieron a sus barcas y silenciosamente se acercaron al Orgullo de Marcaderiva. En esas barcas iban Lord Nightwynd con su banda de leales, Lord Nightwynd y Lord Blackburn. El asalto fue silencioso en principio y rápidamente la cubierta del barco de convirtió en una batalla campal, los piratas tenían el factor sorpresa pero los marineros eran muchos más. Por el ruido salió Lord Monford Velaryon con su espada valyria, Orgullo, y Lord Blackburn y Lord Nightwynd fueron a su encuentro. Este último le aseguró a su señor un combate justo contra Ser Aldwyn Blackburn, en caso de perder se exiliarían los dos primos.

El combate entre los dos nobles empezó: Monford ,impulsivo como era, cargó rápidamente contra Aldwyn que probó el acero valyrio. Pese a las heridas sufridas, se dio cuenta que su señor había bajado la guardia queriendo terminar rápidamente con el combate y le clavó la espada en el abdomen, manchándolo todo con sangre. El fiero hombre tenía energía para otro golpe, pero débil como estaba no acertó, momento que Lord Aldwyn Blackburn, diciéndole que era un traidor a la sangre y que así vengaba a su padre Wilham Blackburn, le cortó la cabeza de un solo tajo con su espada valyria ‘Perdición’.

Hay que decir que en un primer momento Lord Velaryon parecía que iba a derrotar a Aldwyn y sus primos eran conscientse de ello. Lord Nightwynd estaba a punto de salir al rescate de su primo, evitando su muerte. Por otro lado Lord Warmyngsun planeaba saltar a la espalda de Monford y matarle él mismo.

Los piratas de Nightwynd con la ayuda de su banda de leales pudieron finalmente derrotar a los marineros, bajos de moral por la muerte de su señor. Finalmente quemaron el barco con los cadáveres pero Lord Blackburn se llevó la espada Orgullo para hacerla llegar a su heredero.

Las noticias de la desaparición de Lord Monford Velaryon no tardaron en empezar a correr…

View
Matagigantes

Así fue que Lord Nightwynd se quedó en el Muro para luchar contra la creciente amenaza de los salvajes. Lord Blackburn y Lord Warmyngsun volvieron a Rocadragón, acompañados de Garett Nieve.

El primer mes fue un tanto aburrido para Lord Nightwynd, al no conocer la localización del campamento principal de Walruf el Thennita las luchas eran esporádicas. Aún y así se descubrió que otro caudillo se enfrentaba a Walruf, Mance Rayder. Éste era un guardia de la noche traidor, que había huído más allá del Muro. Lord Blackburn convenció a los líderes de la Guardia para que no perdieran tiempo en él y se centraran en Walruf. Durante una misión mas allá del Muro, Geghard se vio obligado a dirigir los hombres de la Guardia, pero salió victorioso y aparte de sufrir muy pocas bajas, descubrió la localización del campamento de Walruf.

Mientras en Marcaderiva, Lord Blackburn y Lord Warmyngsun se pusieron manos a la obra de intentar sacar provecho de la relación comercial con Lord Ralph Buckler, ya que Stannis aún dudaba de la fiabilidad de los tres primos valyrios. Fueron a Puertabronce, castillo que guarda el Camino Real que viene de Desembarco del Rey, y allí presentaron un documento con el sello de Stannis para mostrar su implicación en este asunto. Una vez cerrado el trato comercial hábilmente sacaron el tema de la futura guerra y, exagerando los apoyos de Stannis, lograron su apoyo siempre condicionado a que hubiera una fuerte guarnición en el castillo.

Volviendo al Muro, Lord Geghard Nightwynd se reunió con el Lord Comandante Mormont y con otros dirigentes de la Guardia de la Noche. Allí se encontró un ambiente hostil, pues aunque el antiguo Lord Redriver no estaba presente, había hecho que se ganara un mal nombre. Aunque Geghard no era un político como sus dos otros primos, consiguió mejorar la opinión que tenían sobre él.

El camino hacia el Bosque Encantado fue largo y los salvajes no paraban de atacarlos por la espalda o poniéndoles todo tipo de trampas, pero Geghard pudo dirigir a sus hombres bien (y cuando no, él mismo se ponía en riesgo para salvarlos). Finalmente llegó el día de asaltar la fortaleza de Walruf, fue un ataque apresurado pues el viaje había sido largo y el hinvierno se acercaba.

En Rocadragón había una reunión en la que estaban presentes Lord Velaryon, Lord Celtigar, Lord Blackburn y Lord Warmyngsun. Éstos habían sido advertidos por Melisandre que se les encomendaría añadir a tres nobles más a la Rebelión de Stannis y que si eran convencidos entonces obtendrían la llave para la guerra. La reunión empezó con Stannis reclamando la presencia de Lord Nightwynd y con sus dos primos justificando su falta, aún y así la situación no mejoró pues había una gran tensión entre Lord Velaryon y Lord Blackburn. De las tres personas que había que convencer solo consiguieron conseguir la misión de convencer a uno: Lord Jon Connington, un noble caído en desgracia por apoyar a los Targaryen. Lady Mary Mertyns buscaba un marido y después de una calurosa discusión se decidió que le ofrecerían el hijo y heredero de Velaryon, Monterys. Finalmente para convencer a Lord Alesander Staedmon se adjudicó la misión Lord Celtigar, pues disponía de grandes reservar de oro para sobornarlo. Al salir de la reunión Lord Velaryon hizo una dura amenaza a Lord Blackburn, haciendo que la relación entre las dos casas fuera más difícil que nunca y al borde de una guerra.

Finalmente volvió Lord Nightwyynd del Muro, pudiendo conocer por fin a su hijo, Daemon. Explicó que durante la batalla con Walruf salvó la vida del Lord Comandante y al ser el primero en entrar a su fortaleza, se enfrentó cara a cara con un gigante y lo mató. Mientras se ponían al día los primos de los diferentes hechos acontecidos, el maestre llegó con un mensaje de Lord Redriver: Lord Velaryon había ofrecido un importante primo suyo para casarse con su hermana, haciendo que se replantease la boda con Lord Ptek.

Parecía que Velaryon quería aprovechar la situación tomando el control de la casa Redriver y la casa Mertyns y posiblemente queriendo reclamar el Reino de Rocadragón cuando Stannis fuera señor de Bastión de Tormentas, cosa que Lord Blackburn y Lord Warmyngsun querían impedir. Explicaron sus planes a Geghard, pero este viéndose obligado a decidir entre su família y su señor, quiso mantenerse a parte.

View
El Muro y los que allí moran

Así el grupo de los tres nobles de Rocadragón llegaron al Muro. Pudieron apreciar que desde Invernalia hasta allí ya casi no quedaba ningun signo de civilización, y sabían que más allá del Muro menos habría.

Cuando llegaron fueron alojados a la Torre de la Lanza. Pues como el Lord Comandante Mormont no podía atenderlos en ese momento primero fueron a subir arriba del Muro, dónde conocieron al Guardia Negro llamado Steffon Saltcliff, el hijo de un noble de las Islas de Hierron que fue llevado al Dominio como rehén y allí se comportó de manera poco apropiada. De él conocieron el precario estado en que se encontraba la Guardia de la Noche, teniendo solo tres de los veinte castillos habitados. Más tarde bajaron a ver al Maestre Aemon, ya que es con quien querían hablar, pero éste se mostró poco receptivo a mostrarles la localización de la espada Fuegoscuro. Quería implicación directa de ellos en el bienestar de los últimos Targaryen, Viserys y Daenerys. Explicaron parte de sus planes al maestre para que viera que ya se estaban moviendo, pero no pudieron sacar nada más del viejo Targaryen.

Aún y así parecía que el viaje no se había hecho en balde, al salir los fue a saludar Garett Nieve, el mayordomo del maestre. Éste había escuchado la conversación y disponía de la información que ellos querían, pues ya estaba al servicio de Aemon cuando llegó el mercader de Braavos. Quería negociar con ellos y quedaron arriba del Muro después de la cena con el Lord Comandante.

La cena con Lord Mormont fue bastante apacible, aún y así se negó tajantemente a que fueran al otro lado del Muro pues los salvajes estaban muy activos últimamente y sería correr un gran peligro. Durante la cena un explorador le llevó un mensaje que le ensombreció el rostro. Queriendo saber qué pasaba relató que parecía que un grupo de salvajes había traspasado el Muro y estaba atacando la pequeña población al lado del castillo de Lago Profundo. Pidieron de poder acompañar a Lord Mormont y después de mucho insistir y jurar que no se verían envueltos en el combate pudieron acompañarle. Cómo tenían que salir en ese mismo moment, Lord Warmyngsun ordenó a Sariss que se reuniera con Garett, para intentar sonsacarle su precio.

Se pasaron toda la noche cabalgando y al llegar al borde del bosque Lord Mormont les ordenó que se quedaran allí mientras él y veinte exploradores iban a las casas aprovechando la oscuridad para ver si podían atacar a los salvajes, puesto que pensarían que no habían sido descubiertos.

Mientras esperaban, Lord Warmyngsun encontró rastos de un numeroso grupo por dentro del bosque, temiendo una emboscada Lord Nightwynd fue corriendo hacia las casas mientras que Lord Warmyngsun y Lord Blackburn seguían el rastro, siendo atacados y viéndose obligados a huir. Lord Blackburn se tropezó y, gracias a los Siete, los salvajes pasaron a su lado pero no se fijaron en él, salvando su vida. Por otro lado el grupo que emboscaba ya había salido de su escondrijo, Lord Nightwynd sabiendo que el tiempo que había ganado no era suficiente para los hombres de Lord Mormont quiso ganarles aún más tiempo, cargando contra el grupo de cuarenta salvajes que se acercaban corriendo. Ese movimiento desconcertó a los salvajes y ciertamente pudo ganar unos momentos para que la Guardia de la Noche se replegara. En otra bendición de los Siete, lord Blackburn pudo dar media vuelta cuando los salvajes estaban a punto de aplastarle por pura superioridad numérica. Se juntó con los hombres de Lord Mormont y se parapetaron entre las casas, esperando una lucha bastante desigual.

Mientras Lord Warmyngsun había salido del bosque corriendo perseguido por diez salvajes sedientos de sangre, viendo la situación corrió hacia otras casas, intentando darles esquinazo siendo casi pillado, esta vez sería R’hllor que lo bendeciría y le permitiría entrar en una casucha justo antes de enfrentarse a esos diez hombres.

El combate para la guardia de la noche era desigual, aún y estar mejor equipados y, algunos, mejor entrenados la pura superioridad numérica estaba en su contra. Únicamente el flanco de Lord Nightwynd estaba siendo victorioso, pues no se había ganado el título de campeón de Rocadragón y Bastión de Tormentas sin ser un virtuoso guerrero (aunque sus primor opinaban que lo que tenía de bueno como guerrero le faltaba de sentido común) y además recibieron la ayuda de Lord Blackburn, el cual había vuelto a los caballos y cargó por la retaguardia de los salvajes, usando su espada de acero valyrio, Perdición, como una arma de muerte. Mientras, Lord Warmyngsun, también había sacado su espada familiar, SunBurn, y había aprovechado el hecho que dentro de la casa solo podían entrar de dos en dos y la lucha era mucho más equitativa.

Finalmente pocos salvajes pudieron huir del campo de batalla, no sin haber matado o herido gravemente la mitad de los hombres de Lord Mormont. Éste reconoció que los tres nobres valyrios habían marcado una importante diferencia y se mostró en deuda con ellos.

Volvieron al Castillo Negro y se organizó un ‘rescate’ para los heridos y un descanso para los héroes de la noche, sobretodo para Lord Nightwynd que había sido el que mayor número de salvajes mató.

Se reunieron con Garett Nieve, informó de sus condiciones: que los tres nobles dieran una buena ayuda económica y ensalzaran las habilidades negociadoras de Garett, para que así Lord Mormont le enviara por los Siete Reinos intentando conseguir que otros nobles hicieran igual. Desconfiando cerraron el trato (con Lord Nightwynd entregándole una gran cantidad de dinero), aunque en secreto Lord Warmyngsun ya planeaba la muerte de Garett, pues había oído demasiado sobre sus planes.

Cuando hubieron descansado todos comieron junto a Lord Mormont quién se quedó sorprendido por las habilidades de Garett y tal y como había predicho, lo enviaría a los Siete Reinos. Continuó relatando que los hombres que atacaron estaban dirigidos por un exiliado Thennita, Walruf, que estaba empezando a reclutar tribus seguramente para nombrarse Rey-Más-allá-del-Muro. Se acercaba una dura guerra. Una vez hubiera terminado y estuviera todo tranquilo otra vez, podrían ir donde querían. Lord Nightwynd se ofreció a participar a esta guerra, aún y los avisos del Lord Comandante sobre su posible muerte y la carencia de gloria y reconocimiento no lo pudo hacer cambiar de idea, y reconociendo que era un gran guerrero hasta estaba deseoso que se uniera. Por otro lado Lord Blackburn y Lord Warmyngsun volverían a Rocadragón pues no querían estar tánto tiempo alejado de sus tierras, mas estando la casa Velaryon armándose con algún extraño fin.

Al salir se reunieron con Garett, el cual les dio la información que deseaban: los braavosis habían sido dirigidos a Las Colinas pedregosas en el Bosque Encantado, un territorio evitado hasta por los salvajes y rodeado de terribles leyendas…

View
El Norte recuerda

Conociendo que los mercaderes braavosis llevaron la espada Fuegoscuro al norte, allí se dirigieron. Lord Aldwyn fue con su fiel escudero y con la joven Brienne de Tarth. Lord Warmyngsun, como no, llevó a Sariss. Lord Nightwynd por su parte se llevó a Jon Slough y a una tropa de valientes que había ido reuniendo los últimos meses.

Se dirigieron en barco hacia Puerto Blanco, dónde ya habían avisado de su llegada. Allí fueron recibidos a mala gana por Lord Manderly. De allí se dirigieron al Camino Real para ir hacia Invernalia, un camino largo y cada vez mas frío. Durante el largo camino Jon Slough explica a Lord Nightwynd que durante su estancia en Desembarco del Rey después del torneo de Bastión de Tormentas, unos hombres de Joffrey quisieron proponerle un trato: recuperar las tierras ancestrales de su familia a cambio de que traicionase a Lord Nightwynd.

En total les llevó nueve días de ir de Puerto Blanco hasta las cercanías de Invernalia. Cuando pensaban que ya podrían dormir en un castillo, llegaron a un pueblecito: Guardia Fría. El recibimiento no fue el esperado y la gente al ver llegar al grupo de caballeros se refugió en sus casas y los soldados de la torre que había en el centro se pusieron a la defensiva. Salió el caballero hacendado de estas tierras, un veterano de la Guerra del Usurpador llamado Albercht Brentwood. Éste asustado por los ataques de bandidos los últimos meses creyó que se trataba todo de una reconquista Targaryen (ayudado por la apariencia de los tres nobles). Así que los amenazó creando un poco el caos en el pueblo. Los nobles lo dejaron inconsciente y se dirigieron al norte para llegar cuanto antes a Invernalia.

Por el camino fueron interceptados por un grupo de soldados los cuales habían pedido ayuda los hombres de ser Brentwood. Después de amenazas los tres lords entregaron sus armas, ante la injusta acusación de bandidaje.

Al llegar a Invernalia el señor del castillo no estaba presente y el castellano, ser Rodrik Cassel, decidió enviarlos a las mazmorras, pues creían que era un grupo peligroso y aunque eran nobles su parecido a los Targaryen hacía despertar viejos rencores. Lord Blackburn se resistió dando un puñetazo a un soldado norteño, Lord Warmyngsun totalmente indignado cogió al castellano y Sariss le cogió la espada poniéndosela al cuello.

La situación era muy tensa, todos los hombres de Lord Nightwynd miraban a su señor para ver qué tendrían que hacer, pues tenían que actuar rápido antes de ser rodeados por arqueros y más soldados. Geghard al final decidió no actuar, pues aún y sabiendo que sus hombres eran fuertes y duros, no estaba asegurada la victoria y aún consiguiéndola, a qué precio?

Al final Lord Warmyngsun desistió y se el lanzaron unos cuantos guardias encima. Por suerte el escudero y Brienne fueron alojados en el castillo, un tratamiendo más acuerdo a su estatus de nobles.

En las mazmorras Lord Warmyngsun fue separado y apaleado. Al cabo de unas horas Lord Nightwynd fue llamado ante Lord Eddard Stark. Fue recibido en la sala del trono, Eddard llevaba aún sus ropas de montar y su espada valyria, Hielo, desenfundada y manchada de sangre. Se disculpó por no haberlos recibido antes pero estaba limpiando sus tierras de bandidos, exigió explicaciones de lo acontecido durante su ausencia. Geghard estaba acostumbrado a que se le tuviera en cuenta su herencia Targaryen, pero parecía que aquí todo el mundo lo juzgaba como si fuera el mismo Rey Loco. Explicó su versión de los hechos intentando exculpar dentro lo posible a su primo. Lord Stark dijo que tenía que reflexionar y que al cabo de unas horas haría un juicio.

El juicio se centró en las acciones dentro del castillo de Invernalia, una manera de reconocer que lo acontecido en Guardía Fría no había sido culpa de ellos. Al final par disgusto de ser Rodrik los dejó marchar libremente, pero con una advertencia sobre su comportamiento y la impresión de que no parecía que hubieran pasado diez años desde la Rebelión de Robert.

View
Los aliados de la conspiración

Al aterdecer tocaba la cena de aniversario de Lord Renly Baratheon mientras Lord Geghard Nigthwynd hacía vigilia en el septo de Bastión de Tormentas. Lord Aldwyn Blackburn y Lord Eryon WarmyngSun aprovecharon la cena para hablar con más nobles, quedando un poco molestos con Lord Ned Kellington. Hablando con Lord Estermont consiguieron la promesa de él que apoyaría Stannis a cambio de Rocadragón.

A la mañana siguientes cuando desmontaban las tiendas recibieron un mensaje de los soldados del príncipe heredero que deseaba intercambiar unas palabras con él, Jon Slough pidió permiso a Lord Nightwynd para ir a Desembarco del Rey a gastarse los buenos dineros que había ganado con las justas, su señor aprovechó para darle dinero para buscar una buena banda de caballeros para poder rodearse de los mejores. Quedando ciertamente sorprendidos esperaron… hasta que todos los otros nobles habían marchado y se hizo tarde, unos soldados de Renly fueron a avisarles que debían abandonar los campos, pues se debía hacer la celebración de la cosecha. Sorprendidos y extrañados de la broma de Joffrey Baratheon recogieron sus cosas y se pusieron en camino hacia Marcaderiva.

Durante el camino, haciéndose ya oscuro se encontraron dos caballeros errantes que les bloqueaban el paso. Preguntaron por el campeón de Rocadragón y casi sin esperar respuesta una flecha se clavó en el abdomen de Geghard. Esos caballeros no fueron rival para los tres señores nobles siendo uno un gran guerrero y los otros dos armados con sus espadas valyrias. Al buscar entre los cuerpos encontraron una nota firmada por Joffrey Baratheon ordenando matarles por traidores a la corona. Sin duda había sido una estratagema para un intento de asesinato muy mal planeado. Los tres lords de Marcaderiva ardían de ira, pero sabían que aún y teniendo la carta no sería buena idea ir a Desembarco del Rey a plantar cara al príncipe heredero sabiendo el poco amor que profesaba el Rey Robert hacia la gente de sangre valyria.

Al llegar a Marcaderiva intentaron aclarar qué táctica usarían al reunirse con Lord Stannis, Lord Nightwynd y Lord Blackburn optaban por mostrarse como fieles mientras que Lord Warmyngsun quería ser un poco mas reivindicativo y conseguir una promesa de recompensa. Una vez fueron a Rocadragón la reunión degeneró en un intercambio de amenazas entre Stannis y Blackburn (con algún improperio de Nightwynd), haciendo que Warmyngsun se indignara con la actuación de sus primos. Stannis les amenazó que si no conseguían el apoyo de Estermont (con otras condiciones) y Tarth, quedarían fuera de la conspiración y de sus posibles recompensas.

Lord Warmyngsun se dirigió él solo hasta el territorio Estermont, pues no deseaba la ayuda de sus primos viendo como había ido la reunión con Stannis. Por otro lado Lord Nightwynd y Lord Blackburn fueron a la isla de Tarth a buscar a lady Brienne, llevar al hijo menor de Alduin, Hadrian, e intentar conseguir algún pacto político con el señor de la isla.

Lord Warmyngsun hizo una maratoniana negociación con Lord Estermon, el cual aún y no pudiendo conseguir el puesto de una casa mayor, tendría control sobre vastos territorios de Tierras de la Tormenta. Aún y así Eryon había conseguido su parte de la misión.

Por otro lado sus dos primos también tuvieron éxito con Lord Tarth, consiguieron la promesa de apoyo en la guerra siempre y cuando la isla no se viera involucrada y además una alianza entre las casas Tarth y Blackburn.

Así pues, con algunas dificultades habían conseguido fuertes apoyos para la causa de Stannis: Lord Eldon Estermont, Ser Herbert Bolling, Lord Harwood Fell, Ser Gerald Gower ,Lord Ondrew Herston, Lord Lester Morrigen, Lord Roger Musgood, Lord Robin Peasbury y Lord Selwyn Tarth. aparte de un acuerdo comercial que podría aprovecharse con el enclave tácticamente importante de Lord Ralph Buckler.

View
Nuevos campeones y nuevas alianzas

Ser Gregor y Lord Nightwynd se enfrentaron en justa, aunque Lord Nightwynd tenía una técnica claramente superior La Montaña que Cabalga usaba su terrible peso para aguantar pese a resultar herido. A la tercera pasada cayó y se volvió a levantar. Geghard bajó del caballo, sabía que era mejor que Ser Gregor, pero aún y así era un hombre terrible empuñaba un mandoble con una sola mano.

Ser Gregor cargó contra el joven noble, lo atacó dos veces sin ningún tipo de éxito. Finalmente, lleno de odio y debilitado por sus heridas lanzó su mandoble y dio media vuelta. Lord Nightwynd era el nuevo campeón de Renly.

A la vez hubo la justa entre el Matarreyes y la espada juramentada de Lord Nightwynd. Aún y luchar valientemente, Jon Slough no pudo hacer nada contra Ser Jaime, aún y así consiguió hacerle una herida.

A continuación tres caballeros más cayeron derrotados: Ser Bonifer Hasty, famoso por su caballería, Ser Joffrey Swygert, humillado al utilizar su lema de casa y finalmente Ser Lanza Larga, un caballero misterioso.

Finalmente los campeones de Lord Renly Baratheon fueron Ser Jaime Lannister y Lord Geghard Nightwynd. futuro caballero.

Lord Blackburn descubrió que Ser Lanza Larga era realmente Brienne de Tarth, cosa que si se descubriera sería un escándalo, con lo que pactó con Ser Cortnay Penrose que guardaría silencio.

Finalmente Lord Warmyngsun con la ayuda de Lord Blackburn consiguieron que Lord Roger Musgood estuviera totalmente a favor de un cambio en la dirección de Bastión de Tormentas en favor de Stannis.

View
Enviados de Stannis Baratheon a Bastión de Tormentas
Dónde los PJs conspiran junto a Stannis para, paradojicamente, deshacerse de él

Y así fue que las tres casas, Blackburn, Nightwynd y Warmyngsun, se dirigieron a Bastión de Tormentas en representación de Stannis. Su misión era clara: Tenían que convencer que Stannis era el justo señor de esas tierras y se merecía tomarlas al precio que fuera.

En el barco desde Rocadragón les acompaña Ser Gerald Gower, un caballero hacendado fiel a Stannis. Éste les contó que tenían el soporte de dos nobles mas: Lord Harwood Fell y Lord Lester Morrigen, aunque al ser una afiliación no tan pública esperaban discreción en su relación.

Había un conjunto de nobles que siempre se habían mostrado favorabes a Stannis, con lo que convencerlos de dar soporte militar sería fácil convencerlos. Esos eran: Lord Eldon Estermont, Lord Ondrew Herston, Lord Roger Musgood y Lord Robin Peasbury. Por otro lado había algunos nobles que por su sentido del honor o por afiliación serían muy difíciles de convencer: Lord Bryce Caron, Lord Beric Dondarrion, Lord Ralph Buckler, Ser Bonifer Hasty , Lord Arstan Selmy y Lord Selwyn Tarth. Finalmente era imposible convencer a Ser Cortnay Penrose, castellano de Bastión de Tormentas y muy cercano a Renly.

Aparte de esos noble había doce más, sin ninguna afinidad definida, con lo que serán los que marquen a diferencia en caso de guerra.

Una vez llegaron al gran castillo de Bastión de Tormentas tuvieron que frenar sus caballos en seco, pues un jovencito en ropas de montar se cruzó a su paso con el caballo desbocado. Lord Nightwynd calmó a su caballo y al del chaval justo en el momento que una voz infantil venía de detrás de ellos llamándolos sucios albinos. El chico descabalgó e hizo una gran reverencia. Los venidos de Rocadragón se giraron con curiosidad y vieron delante de ellos a Joffrey Baratheon, hijo del rey junto con su tío, Ser Jaime Lannister, y un gran número de guardias. El príncipe heredero fue bastante rudo con ellos, les recordó que su padre y su tío habían matado a casi todos los de ‘su calaña’, a lo que Lord Blackburn, altivo por naturaleza, se giró y marchó con su caballo mientras los otros dos intentaban mostrar todo el respeto posible ante las risas de los soldados, del miembro de la Guardia Real y ante los improperios del niño.

Al entrar en el castillo fueron a apuntarse a las justas, Lord Nigthwynd se apuntó como campeón de Rocadragón y, con una sonrisa maliciosa, el encargado le comentó que se esperaba que se enfrentara a La Montaña que Cabalga, Ser Gregor Clegane. Orgulloso como era aceptó sin dudarlo ni un momento, mientras que Lord Blackburn también se apuntó pero con más reticencias.

Posteriormente fueron a montar sus tiendas, compartíran tienda Lord Nightwynd, Jon Slough, Lord Blackburn y su escudero, el hijo de Lord Antworth. En la tienda de al lado se alojaban Lord Warmyngsun con su mujer, su hijo y Sariss.

Lord Blackburn y Warmyngsun fueron a ver a sus otros aliados, Lord Harwood Fell y Lord Lester Morrigen. Ambos muy celosos de su intimidad y el no querer ser directamente relacionados con la conspiración de Stannis.

También fueron a ver a Lord Eldon Estermont, muy unido a la casa Baratheon, pero al cual pudieron dar una imagen inmejorable de Stannis, siendo un paso muy importante ya que es el líder de una casa mayor. A Ser Herbert Bolling también causaron una buena imagen de su señor. Ya estaban cerca de tener por lo menos dos aliados más en una futura guerra.

A la hora de cenar Lord Blackburn fue llamado para presentarse ante la cena de nobles notables. Estaban presentes Joffrey Baratheon, Ser Jaime Lannister, Lord Renly Baratheon, Lord Eldon Estermont, Lord Bryce Caron, Lord Beric Dondarrion y Lord Gulian Swann (un anciano).

La reunión fue un completo despropósito para Lord Nightwynd que entre la ira de Renly por la falta de sus hermanos y el carácter del joven Joffrey Baratheon, terminó perdiendo la paciencia y le habló de muy malas maneras al heredero del Trono de Hierro. Ser Cortnay Penrose puso paz y despidió a Geghard, el cual volvió un tanto iracundo a su tienda.

A la mañana siguiente empezaba el torneo, los primeros campeones de Renly serían Ser Gregor Clegane y Ser Richard Horpe. Por la mañana participarían los caballeros errantes y por la tarde los nobles, pero cuando la Montaña mató ‘por accidente’ a un caballero nadie más se enfrentó a él. Ser Richard cayó rápidamente y su puesto de campeón se mantuvo inestable hasta la finalización de las rondas de la mañana, quedando ser Ser Jon Slough.

Mientras se sucedían las justas Lord Nightwynd estudiaba a su futuro contrincante, aunque hubo pocas ocasiones para verle en acción. Era un hombre muy grande con una armadura realmente pesada, tumbarlo con la lanza era realmente difícil. Mientras Lord Blackburn y Lord Warmyngsun hablaban con nobles y se enteraban de una información que podría ser útil: una enemistad cruzada entre las casas Errol, Kellington y Rogers.

Después de comer volvían a empezar las justas. Lord Geghard Nigthwynd se enfrentaría a Ser Gregor Clegane y Ser Jaime Lannister contra Jon Slough.

View
La història fins ara...
Las aventuras de los PJs hasta la fecha y como poco a poco han crecido

La historia empieza diez años después de la Guerra del Usurpador, dónde la casa Targaryen fue casi extinguida y condenada al exilio. Un grupo de casas, Blackburn, Warmyngsun y Nightwynd, permanecieron fieles hasta el final con la casa gobernante y sufrieron las consecuencias…

Después de tanto tiempo Geghard Nightwynd ya tiene la edad suficiente para asumir el control de su casa, hasta ahora regentada por Edwyn Blackburn, tío de Lord Aldwyn Blackburn y junto con su otro ‘primo’ (llamados así entre ellos por su ascendencia de Valyria), Lord Eryon WarmyngSun, intentarán recuperar la antigua gloria de sus casas en un reino que aún los ve como enemigos.

Ser Joris Lugus, fundador de la Casa Lugus y ferviente defensor del Usurpador murió sin descendencia alguna, haciéndose un cónclave en el Castillo Velaryon para decidir su sucesor entre dos pretendientes. Las maquinaciones de las casas valyrias dieron el título a Merik Lugus, un hombre de mala fama pero buenos contactos. El enviado de Stannis llevaba dos mensajes: el cierre del prostíbulo de Marcaderiva y la destrucción de unos piratas que afectaban al comercio de Rocadragón. Lord Nightwynd se granjea la enemistad de Lord Farring, a la vez que se enamora de su hija y mata al hijo de Lord Antworth en justa. Conocen a Jon Slough, lo ayudan a recuperar su espada ancestral y se une a la casa Nightwynd como espada juramentada.

El primer problema lo solucionaron asesinando a Lord Ptek, poseía un prostíbulo igual que Lord Warmyngsun, y dándole las culpas. Para el segundo encargo las tres casas se ofrecieron para destruir los viles bucaneros.

En esa reunión Lord Blackburn recibió una misiva de las Ciudades Libres, entregada con mucha discreción:

“Mi querido amigo,
Aún en mi exilio he seguido trabajando para nuestros intereses y derrocar al Usurpador. Aunque han pasado años, poco he podido conseguir pues los secuaces de la Araña me vigilan, o eso creo. Aún y así tengo en mi posesión cierta información que ayudará a llevar a la gloria tu casa y tus casas primas.

Como agradecimiento me gustaría disponer de vuestra ayuda para recuperar mis tierras y mi título, así luchar juntos por el restablecimiento de la justicia en Poniente.

Llegaré a escondidas en 6 de meses en un barco de las Ciudades Libres llamado Renacer Ardiente, conocido hasta hace poco como Renacer Valyrio. Preguntad a marineros de las Ciudades Libres por el nombre antiguo en los muelles de Marcaderiva y os guiarán hacia mi persona. La discreción tendrá que ser total para que hasta el momento de mi restablecimiento, para que la Araña no sepa de mi presencia.

Recordad: La Riqueza de la Tradición.

Lord Robert Richwater, señor en el exilio."

Tres meses después, cuando los preparativos para el ataque ya casi han terminado aparece un conflicto en la isla: Lord Farring acusa a Lord Nightwynd de haber secuestrado a su hija, Bella, y exige su liberación, teniendo el soporte de las casas Redriver y Antworth y el permiso de Lord Stannis Baratheon. Lord Blackburn convence Lord Antworth para frenar el ataque y ganar tiempo para Lord Warmyngsun descubrir que ha sido el mismo Lord Farring que la ha secuestrado para atacar a la casa Nightwynd. Hay un juicio a Rocadragón: Lord Redriver es condenado al Muro y Lord Farring a muerte. Lord Nightwynd ejerce presión para que la ya desgastada casa Farring pasen a ser sus vasallos.

Se forja una alianza entre la casa Blackburn y la casa Antworth, la cual tiene una clara intención de desbancar la casa gobernante de la isla: la casa Velaryon.

Seis meses después de la reunión en el Castillo Velaryon se hace el ataque a los piratas, siendo un auténtico éxito y rescatando a Lord Lugus, el cual había sido capturado por ellos cuando iba a negociar con ellos en nombre de la casa Nightwynd y la Warmyngsun. Queda retenido durante unas semanas mientras esas casas limpian sus rastros para no verse implicadas.

También llega Lord Richwater, señor en el exilio, y les habla de que conoce el actual poseedor de la espada Fuegoscuro, unos ricos mercaderes de Braavos. También les presenta a una sacerdotisa roja: Melisandre. Ésta les dice que su destino y el de Stannis van enlazados. Richwater les pide la recuperación de sus tierras, las cuales ahora están bajo el dominio de la casa Lugus.

Las casas valyrias tienen un plan: casar a Lord Lugus con la hermana de Ser Godry Redriver, el cual quiere dedicar su vida a los Siete. Para eso Lord Lugus hace una limpieza de imagen. También van a Desembarco del Rey para que el Rey otorgue su perdón a Lord Richwater.

Lord Geghard Nightwynd se casa con Bella Farring.

Unos meses después los tres líderes de las casas van por separado a Braavos con identidades falsas:

  • Lord Blackburn→ Ser Kevan el Agil con su escudero Harry
  • Lord Warmyngsun → Robb Shepherd, exiliado de Pyke que va con Sam, su esposa y Anton (el mastre)
  • Lord Nightwynd→ Jan Mares, Janos: Ithan el arrojado. Bella: Mya Deseo.

Allí ayudan a Jonothor Estermont y a su prometida Meera Penrose que pasaban por apuros económicos debido a unos Danzarines del Agua. Descubrieron que la espada se la había llevado Vrone Terro hacia la ciudadela, se fue con un danzarín del agua llamado Sloey Yna y un sacerdote rojo llamado Yorko Terys.

Volviendo a escondidas se dirigieron a la Ciudadela y allí el Maestre Maekar, obsesionado con la guerra de Fuegoscuro, dirá que los enviados tenían la espada y preguntaron por los huevos de dragón. Viendo eso como un símbolo los mandó al Muro, pues estaban en poder del Maestre Aemon.

Cuando volvieron a sus territorios después de una larga ausencia las tres casas fueron llamadas a al presencia de Lord Stannis Baratheon. Estaba junto con Melisandre. Les dijo que la sacerdotisa roja le había contado que sus destinos estaban unidos, así que lo pondría a prueba: tendrían que ir al aniversario de su hermano Renly y una vez allí contactar con todos los nobles posibles y ganar su apoyo para que Stannis gobernara en Bastión de Tormentas, aunque fuera a la fuerza.

Unas semanas después mientras se preparaban para el evento llego un cuervo de la Ciudadela: después de un año de verano, éste llegaba a su fin, empezando el otoño.

Otro cuervo llegó con unas órdenes extrañas de Stannis: tenían que almacenar todo el alimento posible para el invierno que se acercaba…

View
Primer post
Inici de la campanya
Benvinguts!

Aquest és el primer post de usar el Obsidian Portal com a eina per a tenir al dia la campanya de GOT. Hi ha molta informació que s’ha de posar a la Wiki encara, tot i així si creeu el vostre PJ dins del llistat de personatges i el nodriu d’una informació mínima sereu recompensats amb 20PX (un parraf) ;)

Futures recompenses per a ajudar al Máster a tenir-ho al dia seràn anunciades més endavant!

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.